Restauración de una rotura óleo sobre lienzo

Se hace énfasis en los criterios establecidos de intervención mínima, compatibilidad, estabilidad y reversibilidad de los materiales empleados en la restauración, además de que presenten una baja toxicidad.

Podemos ver algunos de los deterioros que presenta el cuadro mediante luz trasmitida, una rotura en la parte inferior y rasgados en las zonas superiores.

La capa pictórica presenta pérdidas de policromía y falta de adhesión en algunas zonas.

Se realizó una consolidación de la capa pictórica para evitar pérdidas futuras. En un tratamiento de consolidación y/o refuerzo de una pintura sobre lienzo, el modelo de adhesión será diferente en cada caso, ya que vendrá determinado tanto por los estratos originales de la obra, como por los materiales y forma de aplicación de éstos.

Posteriormente, se realizó la intervención sobre la rotura mediante adhesión de hilos. Se impregnaron con un adhesivo termofusible y se dejaron secar para posteriormente realizar su adhesión, dando estabilidad al soporte.  La mayoría de estas resinas termofusibles son complementadas por tackificantes que mejoran sus propiedades iniciales. Los conocidos como tackifiers son agentes o sustancias que aportan pegajosidad a las mezclas adhesivas, modificando sus propiedades de adhesión y comportamiento futuro.

Una vez estabilizado el soporte y la capa pictórica, se prosiguió con la reintegración de las faltas que presentaba la capa pictórica. Se aplicó estuco en las zonas perdidas y a continuación se realizó la reintegración cromática con acuarela y la protección con barniz de retoques en la zona de intervención.